¿Qué es la enfermedad de cálculos renales y qué signos muestra?

Los cálculos renales (ERC) son una afección en la que se forman cálculos en los riñones. Esto puede ocurrir debido a un desequilibrio en el cuerpo entre las sustancias disueltas en la orina, como el calcio, los oxalatos y el amonio. Los cálculos pueden ser de diversos materiales, como calcio, oxalato, fosfato y urato.

Los signos de PCB pueden variar según el tamaño y la ubicación de las piedras. Estos pueden incluir dolor lumbar, diarrea, náuseas, dolor de cabeza, fiebre, presión arterial alta y problemas urinarios. En casos raros, pueden ocurrir problemas más graves, como infección renal, insuficiencia renal y anemia.

Artículo creado Dr. OLEG KORZHYKOV PAVLYUK durante la moderación urólogo dr. JOSÉ ANTONIO QUEIPO

Cálculos renales o nefrolitiasis. Tipos de cálculos renales, diagnóstico y tratamiento. Cómo prevenir los cálculos renales.

Tipos de cálculos renales: causas y consecuencias

 

Los riñones son un órgano importante para filtrar y eliminar el exceso del cuerpo. Sin embargo, a veces se pueden formar cálculos renales. Esto puede conducir a graves consecuencias para la salud. En este artículo, veremos los tipos de cálculos renales, sus causas y consecuencias. Los cálculos renales pueden ser de diferentes tamaños y estar compuestos por diversas sustancias. Pueden ser de calcio, fosfato, amonio, urato u otras sustancias. Las piedras pueden ser pequeñas o bastante grandes.

Los cálculos renales pueden formarse debido a niveles desequilibrados de sustancias en la sangre. Por ejemplo, los niveles altos de calcio o fosfato en la sangre pueden formar cálculos. Además, pueden aparecer piedras por falta de agua o indigestión. La litiasis puede acarrear graves consecuencias. Pueden provocar dolor, sangre en la orina, infecciones, función renal reducida e incluso la pérdida completa de los riñones. Las piedras también pueden provocar congestión, lo que puede provocar infecciones.

oxalato de calcio

El oxalato de calcio es una sustancia que suele estar presente en la orina en pequeñas cantidades. Sin embargo, cuando los niveles de oxalato de calcio son demasiado altos, existe el riesgo de desarrollar cálculos renales.

Hay dos tipos principales de oxalato de calcio: monohidrato y dihidrato. Monohidrato de oxalato de calcio es aproximadamente 55% de todas las piedras, y dihidrato – sobre 18%.

monohidrato oxalato de calcio  Suele aparecer en condiciones de hiperoxaluria y la relación calcio/oxalato es baja. Riñón esponjoso medular también predispone a este tipo de cálculos renales. Observada al microscopio como una placa de calcio - Placa de Randall depositada en el tejido intersticial de la papila renal.

Cálculos renales o nefrolitiasis. Tipos de cálculos renales, diagnóstico y tratamiento. Cómo prevenir los cálculos renales.

 

Oxalato de calcio dihidrato generalmente ocurre con hipercalciuria y una relación calcio/oxalato elevada. Un riñón esponjoso medular también predispone a este tipo de cálculos renales. La placa de Randall se observa al microscopio como una placa de calcio depositada en el tejido intersticial de la papila renal.

Cálculos renales o nefrolitiasis. Tipos de cálculos renales, diagnóstico y tratamiento. Cómo prevenir los cálculos renales.

Las razones para la formación de cálculos que contienen oxalato de calcio pueden ser diferentes. Un factor puede ser un aumento en los niveles de calcio en la orina. Esto puede ocurrir como consecuencia de determinadas enfermedades, como el hiperparatiroidismo, o por la elevada ingesta de alimentos ricos en calcio.

Otro factor de riesgo son los altos niveles de oxalato en la orina. El oxalato se puede obtener de alimentos como la espinaca, el ruibarbo, el pescado y ciertas frutas y verduras. También se puede formar en el cuerpo como un producto metabólico. Algunas personas pueden estar predispuestas a los cálculos renales debido a factores hereditarios. Además, el riesgo de desarrollar cálculos renales aumenta en presencia de otras enfermedades, como la enfermedad de la vesícula biliar o la insuficiencia renal.

El tratamiento para los cálculos renales puede incluir cambios en la dieta, mayor ingesta de líquidos y medicamentos que pueden ayudar a descomponer los cálculos o evitar que se formen.

Ácido úrico

El ácido úrico es un producto metabólico de las bases de purina que se encuentran en muchos alimentos, especialmente carne, pescado, queso y nueces. Normalmente, el ácido úrico se excreta del cuerpo a través de los riñones, pero cuando está en exceso, puede cristalizarse y formar cálculos. Los cálculos pueden obstruir el tracto urinario y causar dolor intenso, así como problemas para orinar e infecciones del tracto urinario.

Esto explica por qué a menudo se desarrollan cálculos renales en personas con niveles elevados de ácido úrico en la sangre. Esta condición se denomina hiperuricemia y puede ser causada por desnutrición, obesidad, predisposición hereditaria, así como diversas enfermedades, entre ellas la gota, enfermedad asociada a la formación de cristales de ácido úrico en las articulaciones.

También hay hiperuricosuria, pH urinario bajo, retención urinaria. Existen algunas condiciones médicas como la resistencia a la insulina/diabetes tipo 2 o la hiperplasia prostática benigna que predisponen a este tipo de cálculos renales. TENEMOS OTROS ARTÍCULOS SOBRE EL ÁCIDO ÚRICO

Cálculos renales o nefrolitiasis. Tipos de cálculos renales, diagnóstico y tratamiento. Cómo prevenir los cálculos renales.

Para prevenir los cálculos renales y reducir el nivel de ácido úrico en la sangre, se recomienda seguir un estilo de vida saludable, que incluya una alimentación adecuada, beber suficientes líquidos, no abusar del alcohol, controlar el peso y realizar actividad física. También es importante someterse a exámenes médicos periódicos y controlar el estado de los riñones.

Si existen factores de riesgo para el desarrollo de cálculos renales, incluido un nivel elevado de ácido úrico en la sangre, debe consultar a un médico y controlar su salud. Su médico puede recetarle un tratamiento que incluya medicamentos, dieta y otros métodos para reducir los niveles de ácido úrico en la sangre y prevenir los cálculos renales.

Resumiendo, podemos decir que la relación entre el ácido úrico y los cálculos renales es muy estrecha. Reducir el nivel de ácido úrico en la sangre puede ayudar a prevenir el desarrollo de esta enfermedad y reducir el riesgo de sus complicaciones. Por lo tanto, debe estar atento a su salud y no ignorar los problemas asociados con los riñones y el tracto urinario.

estruvita

La estruvita es una mezcla de fosfato de amonio y magnesio, que se forma en los riñones cuando ciertos factores están presentes. Esta mezcla puede causar el desarrollo de cálculos renales. Este tipo de litiasis, que sólo se encuentra con infecciones del tracto urinario y bacterias capaces de producir ureasa.

Esto puede deberse a una función renal alterada, la presencia de exceso de fosfato y amonio en la sangre y la presencia de magnesio en la orina. En presencia de estos factores, la estruvita comienza a cristalizarse en los riñones, formando pequeños cálculos. Con el tiempo, estos cálculos pueden crecer y volverse grandes, lo que lleva al desarrollo de cálculos renales.

 

Cálculos renales o nefrolitiasis. Tipos de cálculos renales, diagnóstico y tratamiento. Cómo prevenir los cálculos renales.

Los síntomas de los cálculos renales pueden variar según el tamaño y la cantidad de cálculos. Uno de los síntomas más comunes es un dolor agudo en la parte inferior del abdomen que puede irradiarse hacia las vías urinarias. También puede haber visitas frecuentes al baño, dolor intenso al orinar, sangre en la orina e incluso retención urinaria aguda.

Se utilizan varios métodos para diagnosticar los cálculos renales, incluidos el ultrasonido y la tomografía de rayos X. El tratamiento puede variar según el tamaño y la cantidad de cálculos, así como el grado de avance de la enfermedad.

Para prevenir los cálculos renales, debe controlar su salud, comer bien, beber suficiente agua y someterse a exámenes médicos con regularidad. Si los síntomas están presentes, se debe consultar a un médico para el diagnóstico y tratamiento.

Es importante recordar que la estruvita es una enfermedad grave que puede provocar diversas complicaciones, incluida la enfermedad renal crónica. Por lo tanto, si aparecen síntomas, busque atención médica.

Hidroxiapatita y brushita.

La hidroxiapatita es un compuesto cristalino compuesto de calcio, fosfato e hidróxido. Es un componente importante de los huesos y los dientes, pero también se puede formar en la orina, especialmente si los niveles de calcio en la orina están elevados. Los cristales de hidroxiapatita pueden ser pequeños y blandos o grandes y duros, lo que puede provocar cálculos renales.

El dihidrato de fosfato de calcio se forma en la hipercalciuria, así como en hiperparatiroidismo primario.

Cálculos renales o nefrolitiasis. Tipos de cálculos renales, diagnóstico y tratamiento. Cómo prevenir los cálculos renales.

Brushitis es otro tipo de cristales que se forman en la orina. Está compuesto de magnesio, amonio y fosfato y generalmente se forma en la orina ácida. Los cristales de brushita suelen tener forma rómbica y pueden ser muy duros y afilados, lo que puede provocar graves problemas de salud.

El tratamiento para los cálculos renales puede incluir medicamentos, dieta y mayor ingesta de líquidos. Sin embargo, en algunos casos, es posible que se requiera cirugía para extraer los cálculos.

Un nuevo tratamiento para los cálculos renales es el uso de hidroxiapatita como suplemento dietético. La hidroxiapatita puede unirse al fosfato en la orina, evitando la formación de cristales y cálculos. Este tratamiento aún se encuentra en fase de investigación, pero ya ha demostrado cierta eficacia en el tratamiento de cálculos renales.

Fosfato de calcio

Piedras de fosfato hechas de cabapatita mezclada con algún otro fosfato de calcio. Este tipo de cálculos renales se presenta con hipercalciuria, infecciones del tracto urinario, con riñón esponjoso medular, acidosis tubular renal, síndrome de Sjögren.

El riñón esponjoso medular es una enfermedad genética que conduce a un deterioro de la función renal. En las personas con riñón esponjoso medular, la formación de cálculos renales suele ser un problema grave. En este caso, el fosfato de calcio puede ser uno de los principales componentes de los cálculos. Además, las personas con riñón esponjoso medular pueden tener un metabolismo deficiente del fósforo, lo que puede conducir a niveles elevados de fosfato de calcio en la sangre.

 

Cálculos renales o nefrolitiasis. Tipos de cálculos renales, diagnóstico y tratamiento. Cómo prevenir los cálculos renales.

El control de los niveles de fosfato de calcio en sangre puede desempeñar un papel importante en la prevención de cálculos renales en personas con riñón espongiforme medular. Una forma de controlar los niveles de fosfato de calcio en la sangre es a través de la dieta. Limitar los alimentos ricos en fosfato de calcio, como lácteos, huevos, pescado, nueces y otros, puede ayudar a controlar los niveles de este mineral en la sangre.

Otra forma de controlar el nivel de fosfato de calcio en la sangre es tomar medicamentos como los quelantes de fosfato. Estos medicamentos se unen al fosfato en los intestinos, lo que conduce a una disminución del nivel de fosfato de calcio en la sangre. El uso de tales medicamentos puede ayudar a prevenir la formación de cálculos renales y el desarrollo de insuficiencia renal.

cistina

La L-cistina y los cálculos que consisten en este aminoácido en los riñones se forman solo en presencia de una enfermedad genética autosómica recesiva (cistinuria).

La cistinuria es una enfermedad genética rara causada por un metabolismo alterado de la L-cistina. Es una enfermedad autosómica recesiva que se hereda de padres que tienen genes portadores. La cistinuria se manifiesta en la incapacidad de los riñones para retener la L-cistina en el organismo, por lo que se excreta en la orina. La cistinuria puede provocar complicaciones graves y problemas de salud. Uno de los principales síntomas de la cistinuria es la formación frecuente de cálculos renales. Los cálculos pueden provocar dolor en la parte inferior de la espalda, dolor abdominal agudo y dolor al orinar.

 

Cálculos renales o nefrolitiasis. Tipos de cálculos renales, diagnóstico y tratamiento. Cómo prevenir los cálculos renales.

Diagnóstico de la enfermedad de cálculos renales: ¿qué métodos se utilizan?

El diagnóstico de nefrolitiasis incluye el uso de varios métodos de diagnóstico. Los principales métodos para diagnosticar cálculos renales incluyen análisis de sangre y orina, ultrasonido, tomografía computarizada y radiografía.

Los análisis de sangre y orina le permiten al médico determinar el nivel de calcio, así como otros indicadores asociados con la enfermedad de cálculos renales. La ecografía le permite al médico ver cálculos en los riñones y los uréteres. La tomografía computarizada y la resonancia magnética le permiten al médico ver los riñones y los uréteres en 3D. Las radiografías le permiten al médico observar los huesos y determinar si están afectados por cálculos.

Todos estos métodos de diagnóstico de nefrolitiasis ayudan al médico a diagnosticar correctamente y prescribir el tratamiento correcto.

Tratamiento de la enfermedad de cálculos renales: ¿qué métodos se utilizan?

Los cálculos renales son una de las enfermedades renales más comunes. Ocurre debido a la acumulación de cálculos y depósitos en los riñones, lo que puede provocar enfermedades e incluso su pérdida completa. El tratamiento de los cálculos renales depende del tipo y tamaño de los cálculos, así como del estado del paciente. Por lo general, los siguientes métodos se usan para tratar los cálculos renales:

1. Tratamiento farmacológico. Este método se utiliza para disolver piedras y prevenir su aparición. Según el estado del paciente, el médico puede prescribir antibióticos, bloqueadores alfa, antisépticos u otros medicamentos.

2. Tratamiento quirúrgico. Este método se usa cuando los cálculos son demasiado grandes para disolverse o si hay problemas con los riñones. Se utilizan varios métodos en el tratamiento quirúrgico, incluida la cirugía endoscópica, la extracción de cálculos a través de la vejiga, la laparoscopia y otros.

3. Litotricia. Este método se usa para disolver piedras usando una onda de energía de choque. Se puede usar para disolver cálculos que son demasiado grandes para que los disuelva la medicación.

4. Litotricia oligofrénica extracorpórea (ESWL). Este método se usa para disolver piedras usando una onda de choque a través de la piel.

Cálculos renales o nefrolitiasis. Tipos de cálculos renales, diagnóstico y tratamiento. Cómo prevenir los cálculos renales.

Cómo prevenir los cálculos renales: nutrición adecuada, tratamientos regulares y otros consejos

La prevención de cálculos renales se puede lograr con una nutrición adecuada, tratamientos regulares y otros consejos. Una nutrición adecuada incluye beber suficientes líquidos, principalmente agua. Esto ayuda a prevenir la deposición de sales minerales y otras sustancias en los riñones. También se recomienda limitar la ingesta de alimentos ricos en sales minerales, como la sal, así como alimentos ricos en grasas y colesterol.

Los tratamientos regulares, como la diatermia, pueden ayudar a prevenir los cálculos renales. Este es un procedimiento en el que se le pide al paciente que beba grandes cantidades de líquido para eliminar las sales minerales y otras sustancias de los riñones.

Otros consejos que pueden ayudar a prevenir los cálculos renales incluyen una nutrición adecuada, la ingesta regular de vitaminas y minerales y controles de salud regulares. Es importante recordar que la prevención de cálculos renales debe ser cuidadosa y constante.

Para prevenir los cálculos renales, debe controlar el nivel de sustancias en la sangre, beber suficientes líquidos, tomar medicamentos diseñados para disolver los cálculos y controlar su dieta.

 Dr. Oleg Korzhykov

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

91 − = 81